Talking with U of M

Plática sobre la salud mental y la pandemia con U de M

Elizabeth M. Martinez
Elizabeth M. Martinez

La pandemia de COVID-19 ha afectado la salud mental creando desafíos y barreras para la población de los Estados Unidos. De acuerdo a la Fundación Familiar Kaiser (Kaiser Family Foundation), los adultos, niños y adolescentes hispanos han sido afectados desproporcionadamente por la pandemia. También, mucha gente se ha sentido nerviosa ante cambios en las restricciones de la pandemia.

Elizabeth M. Martinez, Asociada Postdoctoral de la Universidad de Minnesota, habla acerca de la salud mental en las comunidad de Hispana y Latina.

Q: ¿Cómo afecta la pandemia la salud mental de una persona día a día?
Martinez
: La pandemia del Covid-19 ha tenido un efecto enorme en nuestra vidas. De un día a otro, nuestras vidas cambiaron drásticamente con medidas de salud pública para reducir el riesgo del virus y restricciones y cambios en el transcurso de todo el año. Frente al temor de los efectos del Covid’19, un virus nuevo del que sabíamos poco, es normal que muchos hayamos sentido temor, estrés, y ansiedad. Preocuparse de que uno mismo o de que nuestros familiares y amigos se enfermen es común, así como la preocupación y la tristeza ante las restricciones que tuvimos que enfrentar. Con las medidas de salud pública y el distanciamiento social, mucha gente se sintió aislados y estresados. La salud mental puede ser afectada por estrés e incertidumbre crónicos. La comunidad Latina fue afectada de manera desproporcionada por la pandemia. Muchas de nuestras familias fueron contagiadas y tuvieron efectos más drásticos ante el virus. Así mismo, las familias Latinas fueron afectadas económicamente con las restricciones de varios negocios e industrias y educacionalmente con el cierre de escuelas y la educación en línea. El conjunto de varios de estos factores es muy estresante y ha tenido efectos en la salud mental y física de varias personas.

Q: Las personas pueden responder diferentemente al estrés de la pandemia, ¿cómo y por qué sucede esto?
Martinez
: El estrés, la ansiedad, la tristeza, estas y otras más son emociones naturales frente a la pandemia que estamos pasando. Todos reaccionamos de manera diferente al estrés. Depende de nuestra edad, estatus generacional, la situación en la que estamos, y nuestra historia y experiencias pasadas. Todas afectan cómo respondemos y manejamos el estrés. Hay varias señales del estrés – físicas, emocionales, y cambios en nuestro comportamiento día a día. El estrés y las emociones pueden manifestarse físicamente con dolor de estómago, dolor de cabeza, o tensión muscular. También podemos sentir sentimientos de ansiedad, confusión, tristeza o frustración. Puede afectar nuestra concentración y el nivel de preocupaciones que tenemos. O finalmente se puede manifestar con cambios en el apetito o dificultades para dormir. Es importante saber que los niños, al no tener todavía las palabras o habilidades de expresarse verbalmente y decirnos cómo se sienten, muestran el estrés de otras maneras. Hay que estar al pendiente de cambios de comportamiento (por ejemplo que están más callados, con más berrinches, o más aislados), de sus expresiones emocionales, o quejas y dolores físicos.

Q: ¿Qué tipo de eventos provocan estrés o ansiedad durante la pandemia?
Martinez
: Durante la pandemia hay varios eventos que pueden causar ansiedad. Al inicio, la incertidumbre ante el virus y el miedo a contagiarse causaron mucha ansiedad y tensión. Las restricciones y distanciamiento social han propiciado episodios de depresión y ansiedad para gente de todas las edades. Hemos visto estos efectos en la salud mental aún más en los adolescentes y jóvenes adultos. La salud mental también fue impactada al no tener nuestras medidas naturales para manejar el estrés (ej., apoyo de familiares y amistades, acceso a servicios religiosos y comunitarios, atender el gimnasio o la escuela, etc.). También es natural sentirse angustiados, preocupados, y tristes cuando familiares y amistades se enfermaron o por aquellos que fallecieron ante un contagio de Covid-19. Tristemente, muchas familias sufrieron pérdidas de miembros que fallecieron por el virus u otras razones, y pueden estar teniendo varias emociones y reacciones complejas ante la pandemia y los cambios en las restricciones. Finalmente, la desinformación y noticias alarmantes compartidas por medios sociales y sitios no confiables fueron una fuente común de ansiedad para mucha gente.

Ahora que las vacunas están disponibles para adolescentes mayores de 12 años y para los adultos, es común sentirse nervioso y querer investigar más sobre los efectos y su eficacia. Ahora que las restricciones han sido elevadas, mucha gente se ha sentido estresada con el cambio en las medidas de salud pública. Es recomendable hablar con un profesional médico de confianza que sepa sobre su historial médico si tiene preguntas sobre la vacuna. Es importante también platicar en familia y tomar decisiones juntos sobre qué actividades se sienten cómodos de hacer y qué medidas de prevención seguirán los miembros de la familia.

Q: ¿Qué pueden hacer las personas para manejar el estrés y la ansiedad durante la pandemia o con los cambios de restricciones?
Martinez
: Hay varias maneras en que podemos cuidar de nuestro bienestar y salud mental. Nuestra salud física y salud mental está intercalada. Entonces al cuidar de nuestro cuerpo, ya sea con alimentación nutritiva, ejercicio o algún tipo de actividad física, el dormir bien, y evitar sustancias como alcohol y otras drogas, estamos ayudando a que nuestro cuerpo esté saludable y pueda manejar el estrés de mejor manera. Aprender y practicar la respiración profunda y meditación ayuda a sobrellevar el estrés y la ansiedad. También es importante tener actividades en nuestro día que nos relajen y las cuales disfrutemos para disminuir nuestra preocupación. Puede ser leer algún libro o revista, ver un programa de televisión, dibujar o escribir, salir a caminar o de paseo al aire libre. Es importante encontrar una combinación de actividades individuales, así como familiares y grupales para relajarse y divertirse. Finalmente, es importante permanecer en contacto con nuestros apoyos familiares, sociales, y organizaciones comunitarias o religiosas.  

El tomar descansos de leer o escuchar las noticias y mirar las redes sociales también puede ser muy saludable. Uno puede estar bien informado, sin abrumarse con información muy angustiante. Piense en cómo poner límites a las noticias y los medios sociales para usted y miembros más jóvenes de la familia. Busque información de fuentes confiables al mantenerse informado.
 
Q: ¿Qué has notado en tu trabajo con la salud mental?
Martinez
: En mi trabajo como psicóloga he apoyado a varias personas a sobrellevar la pandemia de manera más saludable. Es normal sentirse abrumado y estresado cuando varios factores y situaciones están fuera de nuestro control. Es importante enfocarse en los valores y las actividades que son más importantes para nosotros y considerar qué elementos tenemos bajo nuestro control. Por ejemplo, podemos enfocarnos en nuestra familia, trabajo o estudios, o proyectos que nos apasionan. Y aunque hay situaciones que no podemos controlar, lo que podemos controlar es cómo respondemos ante esta situación.

Nuestra conexión social también es sumamente importante. Varios estudios psicológicos han enseñado que la soledad y el aislamiento son dañinos para nuestra salud mental y física. Como seres sociales, es muy importante permanecer conectado con amigos y familiares. Lo bueno es que hoy en día tenemos muchas maneras de mantenernos en contacto con el correo electrónico, teléfono, y videollamadas. También es posible utilizar estos medios para hablar con líderes espirituales, mentores, o profesionales con los que queremos consultar o pedir consejos. Si está teniendo dificultades en manejar el estrés, puede consultar con un profesional médico o de salud mental. La ayuda profesional es confidencial y pueden ayudarlo a usted o a sus seres queridos a través de momentos difíciles.

Elizabeth Martínez Martínez es una asociada postdoctoral en la Universidad de Minnesota Escuela de Medicina. Ella es una becaria de psicología en atención médica familiar y salud psicológica conductual integrada.

-30-

Read the English version here.

Media Contacts

Main Line

University Public Relations
(612) 624-5551

Kelly Glynn

Medical School, Twin Cities
414-758-3191
Thu, 07/01/2021 - 10:59
Plática sobre la salud mental y la pandemia con U de M
https://twin-cities.umn.edu/news-events/platica-sobre-la-salud-mental-y-la-pandemia-con-u-de-m
University of Minnesota, Twin Cities